La actriz y rostro de Ripley acaba de estar en Chile por dos semanas. Vino a presentar a su hijo Matteo a su familia y amigos, e incluso se escapó unos días a Buenos Aires para que lo conocieran su suegra y sus cuñadas. Extasiada de felicidad, Leonor comenta cómo han sido estos primeros meses como madre. “Estoy enamorada de mi hijo. Es bello”.

 LOGOFOTO chica

Por: Carolina Honorato  / Fotos: Javiera Eyzaguirre / Productora: Gabriela Cordero / Peinado y maquillaje: Cristián Quitral 

 Leonor Varela no puede más de felicidad. La maternidad no sólo le ha asentado bien, sino que además vino a consagrar de manera sublime su relación con el argentino Lucas Akoskin, productor de cine. De hecho, durante varios momentos de la entrevista, la actriz no deja de repetir que definitivamente ella no se equivocó, que es muy afortunada con el hombre que tiene por pareja y que, como padre, no pudo haber elegido a alguien mejor.

leonor varela

Matteo Akoskin Varela nació hace casi tres meses y, con su llegada, “Leo” conoció la plenitud absoluta. Está radiante, emocionada y sensible. Muy contenida por Lucas. Tiene las aprensiones típicas de cualquier madre primeriza, pero muy abierta a que la vida la vaya sorprendiendo y mostrando el camino. Asegura que ésa es una de las grandes enseñanzas: que no todo es como uno lo planea.

Aparece con un vestido bastante veraniego, el que deja al descubierto su espléndida figura, la que recuperó rápidamente después del parto. Según ella, le quedan 3 kilos de más, pero no se le notan. En su mano siempre tiene el celular, donde hay miles de fotos de Matteo, las que muestra una y otra vez, completamente embobada y llena de amor.

A Leonor y Lucas los presentó un amigo en común hace más de dos años. Fue amor a primera vista y desde entonces jamás se han separado. Viven en Santa Mónica y hacen coincidir bien sus tiempos, ya que a él le toca viajar mucho. De hecho, hoy han decidido que, mientras puedan, viajarán los tres juntos. Como confiesa Leonor, lo necesita muy presente. 

Lucas es muy atractivo, observador y cauto. Es caballero, encantador y contenedor de su mujer. Un lujo de hombre.

 

“La maternidad es aprender”

“Estoy muy bien y muy cansada, como corresponde”, confiesa de entrada con una expresión de plenitud.

–Recuerdo que en la última entrevista nos confesaste que, si se podía, querías tener un parto natural. ¿Cómo salió todo?

–Lo que más me ha sorprendido de todo este proceso es que nada es como uno quiere o se imagina. Uno puede tener ideas, deseos, anhelos, pero algunos resultan y otros no. He aprendido a aceptar, a escuchar a mi hijo y a ver qué quiere. Es un ser que viene con su historia, su karma, su misión en la vida.

Cuenta que el mejor consejo lo recibió de su madre: “La maternidad es aprender hasta cuándo uno da”. “Es lo más sensato que me han dicho porque, si no, yo me estaría desgastando completamente. He aprendido a dar y dar y dar, pero también a cuidarme para poder seguir dando”.

Matteo nació en la semana 41. “No quería salir… Mira, en los últimos meses le costó engordar, así que esas semanas me las pasé completamente en reposo y comiendo, pero cuando ya llegó a su peso, me puse a caminar y a nadar en el mar helado. Y ahí por fin se me rompió la bolsa”.

–¿Fue cesárea o parto normal?

–Me cuesta entrar en esos detalles, porque fueron tres días de trabajo de parto. Y dos de contracciones fuertes. Pero uno se olvida. De hecho, siento que la primera semana es más complicada que el parto y también se me olvidó. Tendría otra guagua feliz.

Y se pone más seria ante la insistencia sobre esa pregunta y responde: “En otro momento hablaremos del parto”.

LEOMATTEOCF011347Matteo pesó 3 kilos 150 gramos y midió 52 centímetros. “Es un fideo largo. Pero logramos que naciera más gordito y eso me recompensó por el reposo del último mes, que fue un desafío para mí”.

Y se conecta con el día del parto: “La verdad es que fue muy emocionante y lindo. ¡Qué manera de llorar! Estaba feliz de conocerlo. Y le hablábamos con Lucas, y él nos buscaba con sus ojos”… 

Asegura que en ese momento no sintió miedo, “pero el trayecto en auto de la clínica a la casa fue estresante. Lucas se fue a 3 kilómetros por hora. Ahí sentí las hormonas más desequilibradas y nos reímos de lo cautos que íbamos con el auto”.

Las primeras semanas con Matteo fueron con ella completamente sola y sin ayuda. Los tres se sumergieron en esta experiencia. Una amiga chef les llevada cada dos días comida fresca, adecuada para la lactancia. 

“Ha sido muy lindo y ese tiempo solos fue la confirmación de que Lucas era la pareja adecuada para mí. Hemos hecho un trabajo de equipo muy fluido. Porque, obviamente, no todo es color de rosa, y es dificil recuperarse del parto y contener a un ser completamente nuevo en el mundo. Yo diría que es un desafío feliz”.

–¿Cómo te has ido descubriendo como madre?

–Mira, soy muy tranquila y confío en mis instintos, pero si peco por algo es más bien por la angustia, la preocupación: que si come suficiente, si le duele algo, si está bien o necesita algo que no le esté dando. De hecho, ha estado conmigo todo el tiempo. Cuando llegué a Santiago, me puse a llorar la primera noche, porque acá lo tuve que soltar un poco para poder trabajar, pero es otro aprendizaje, de compartir espacios en la vida real, no sólo estar en la burbuja de la maternidad”.

Leonor reconoce que lo que más extraña es hacer ejercicios. “Ese es mi bienestar y espero retomarlo a mi vuelta a Los Angeles. El resto, el trabajo, tomarme una copa de vino, salir, no lo echo de menos. No extraño mi rutina. Y Lucas me apoya tanto, que todo ha sido más fácil. Es un hombre que se ríe de las situaciones difíciles, lo que me aliviana la vida. Me contiene emocionalmente… me cuida mucho. Uno cambia con la maternidad, uno ya no está ensimismada, pero eso está bien y soy más feliz aun. Y a Matteo lo amo, lo amo, me derrito de amor por él. Es parte de mí, sólo que mejor”. Y muestra una foto de su hijo y comenta el parecido que tiene con Lucas.

 

“tiene una mirada profunda y plácida”

“Matteo se despierta como a las 6.30 de la madrugada. Le doy papa, estoy harto con él, aprovecho de ponerlo de guata para que haga sus ejercicios. Duerme de nuevo y se despierta tipo 10 para su segunda leche. Después de eso, aprovecho de salir con él: a caminar por la playa, a hacer lo que tengamos que hacer y en las tardes me gusta que esté más tranquilo para dormirse tipo 7 pm”.

–¿Cómo es Matteo?

–Un niño muy flojo, malo para comer y bueno para dormir. Es muy tranquilo. Tiene una mirada muy profunda y plácida. Es bueno, relajado y feliz. A veces le bajan cólicos y llora más. 

–¿Y Lucas, como papá?

–Un gran descubrimiento. ¡El mejor papá del mundo! Increíble. Elegí muy bien. De verdad me siento orgullosa. Lucas es un hombre que da mamadera, cambia pañales, se derrite de amor, se ha tomado mucho tiempo para estar con Matteo a pesar de estar en pleno lanzamiento de su productora en Los Angeles. Es full papá y una tremenda pareja que privilegia las cosas que son realmente importantes. 

El tema de la lactancia no ha sido fácil para Leonor. Cuenta que Matteo es muy flojo para tomar papa, así que ella ha tenido que tener toda la paciencia del mundo. 

–¿Eres aprensiva como mamá?

–No soy aprensiva, me preocupo. Soy de personalidad muy luchadora, entonces quiero que todo salga perfecto, por eso no le he dado ni un gramo de fórmula, por ejemplo, y he tendido que luchar por la lactancia. Es súper duro. Y creo que hay que desmitificar, no es tan fácil ese tema. Y como Matteo apenas chupa, tengo que estimularme las pechugas para producir leche. Imagínate que las dos primeras semanas nosotros felices, todo fácil, pero cuando fuimos al pediatra, él no había subido nada. Así que luego de eso, pasamos un mes dándole con el dedo y una jeringa. Nos demorábamos dos horas por cada papa. Lo peso una vez a la semana, pero ya está bien y cada vez tiene más rollitos, ¡lo que me hace feliz!

E insiste: “Nada es como me lo imaginaba, sólo la felicidad y plenitud que puede darte la llegada de un hijo. Mi familia es lo mejor del mundo. Amo a mis dos hombres, soy feliz y tendría más hijos”.

–¿Se van a casar?

–Sí, de todas maneras. Tenemos muchas ganas. Incluso, habíamos pensado hacerlo en algún lugar cerca del mar, a mediados de año, pero ya veremos, porque es difícil organizar una ceremonia con nuestras familias y amigos repartidos por el mundo entero y con el poco tiempo que tenemos entre viaje y viaje. Matteo es la prioridad… Dicen que los niños vienen con la marraqueta debajo del brazo, y al parecer es verdad, porque la vorágine de ofertas que ha aparecido para ambos es enorme. Ya veremos. Queremos hacerlo con tiempo y compartirlo sólo con los más cercanos, con los que amamos.

Leonor quiere tomarse todo con calma en el plano laboral, pero sí contrató a una persona que la ayudará por seis meses para poder trabajar un poco. Está muy contenta porque acaba de renovar con Ripley por dos años más, porque eso también le da la oportunidad de estar cerca de Chile, no perder el vínculo con su gente y viajar constantemente a este país, lo que beneficia a Matteo de poder ver a su familia. “Me he encariñado mucho con el equipo y las chicas. Realmente disfrutamos trabajando juntas. Se nota, ¿no?”.

–¿Y Lucas?

–El debe retomar un ritmo más normal de pega, ya que viene trabajando media jornada desde hace meses. Pero lo que sí decidimos es que trataremos de acompañarnos lo más posible en los viajes, porque quiero estar con él, queremos estar los tres juntos. Y, en ese sentido, él es maravilloso y muy dispueto a acomodar nuestras obligaciones el uno al otro.

“Han sido tantas las sorpresas, que no sé cómo viene el futuro. Estoy feliz y disfrutando el día”.

 

Leonor Varela

Lo más reciente ...

Ant Sig

Andrés Santa Cruz : “Lo que afecta la inversión es querer partir de cero”

Andrés Santa Cruz : “Lo que afecta la inversión es querer partir de cero”

La reforma tributaria –el tema político más candente de comienzos...

Charlotte Casiraghi: La estrella del Baile de la Rosa

Charlotte Casiraghi: La estrella del Baile de la Rosa

Esta fue su primera aparición en un evento público tras...

Luz Valdivieso: “Con Marcial aposté y gané”

Luz Valdivieso: “Con Marcial aposté y gané”

Uno de los rostros más importantes de la televisión chilena desnuda...

Peaches Geldof: El triste fin de una “it” girl

Peaches Geldof: El triste fin de una “it” girl

La hija de Bob Geldof no soportó el salto desde...

Letizia a tono con la primavera

Letizia a tono con la primavera

Una pollera blanca “lápiz”, de Hugo Boss, marcó el primer...

“Las mil y una noches” : El éxito turco que arrasa en Chile

“Las mil y una noches” : El éxito turco que arrasa en Chile

La historia de amor entre Scherezade y Onur se ha tomado...

"¡Yo quisiera ser elegante, un viejo elegante !"

"¡Yo quisiera ser elegante, un viejo elegante !"

Un poco por casualidad me he convertido en una espectadora...

“Cocoon”, la más avanzada de las tecnologías para adelgazar

“Cocoon”, la más avanzada de las tecnologías para adelgazar

El Centro de Adelgazamiento Suizo Ideal Line trajo en forma...

Instagram
pinterest
Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter